Que llegue la temporada más fría del año no significa que debes parar tus entrenamientos; por el contrario, debes adaptarte a las nuevas condiciones para mantener los resultados. Por eso te decimos cómo deben ser las zapatillas de running para en invierno en este post de Calzados Club Verde.

¿Qué zapatillas usan los corredores?

Ante cualquier condición climática, los corredores buscan elegir las mejores zapatillas para correr. Estas deben cumplir con ciertas condiciones como brindarles estabilidad, proteger los pies y mantenerlos secos.

Hay que considerar, sin embargo, que cada persona es distinta y necesitará un calzado que se adapte a su anatomía. Por lo tanto, también toman en cuenta el tipo de pisada e incluso su peso. Un corredor pesado -por encima de 80 kilos- necesitará mayor amortiguación para proteger las articulaciones.

Otros elementos que se deben tener en cuenta son el tipo de corredor, el terreno y las distancias a recorrer. Cada quien tiene unas necesidades específicas y debe buscar unas zapatillas que se ajusten a ellas.

¿Cómo deben ser las zapatillas de running para invierno?

Hay ciertas características que debes tener en cuenta para comprar las mejores zapatillas para el frío. Debe ser un calzado que proteja tus pies y al mismo tiempo te ayude a mantener tu rendimiento.

Las condiciones de esta época son especiales, los cambios en la temperatura y en el terreno aumentan el riesgo de lesiones. Unas zapatillas adecuadas te ayudarán a reducir la posibilidad de que esto ocurra.

Evaluemos las características que debes tener en cuenta al momento de salir a comprar tus zapatillas:

  • Deben ofrecer la tracción adecuada, dependiendo del terreno donde vayas a correr. Una superficie con hielo es diferente a otra donde solo hay humedad. En este última quizá te sirvan las mismas zapatillas del verano, pero si hay hielo necesitas zapatillas con pinchos para mayor agarre. Fíjate en el patrón de las suelas para asegurarte que tienen la tracción que necesitas. Los tacos te ayudarán a tener mejor agarre sobre caminos y asfalto húmedo.
  • Para mantener los pies cálidos necesitas un buen aislamiento, sobre todo cuando las temperaturas son muy bajas. Gracias a la tecnología, las marcas han desarrollado materiales que evitan que el viento llegue a tus pies, pero compleméntalos con calcetines de invierno.
  • Elige unas zapatillas que no se mojan, es decir, que sean impermeables. Pero, al mismo tiempo deben ser transpirables. Hay varias tecnologías que tienen estas propiedades, tales como el calzado GORE-TEX para señora.
  • Tus zapatillas de running para invierno también deben evitar que entre el agua, la nieve y suciedad mientras corres. Si tus pies se mojan en exceso puede traer consecuencias a tu salud y, además, se vuelve incómodo el ejercicio. Utiliza zapatillas de perfil alto o agrega protección extra, como unas polainas.

Otras características de las zapatillas para el frío

Aparte de las características anteriores, hay otras a las que también debes prestar atención.

Por ejemplo, la sujeción de la zapatilla, esto hace que sean más seguras para evitar lesiones durante la carrera. De igual manera, la talla es importante, como en cualquier otro calzado. para elegir el número adecuado, pruébatelas con calcetines de invierno, los que usas para ir a ejercitarte.

Considera también la superficie sobre la que vas a correr. En invierno puede haber lluvia, nieve, calles con hielo. Esto depende en gran parte del clima donde vivas, pero ten presente que hay un calzado adecuado para cada una de estas superficies.

Por último, busca zapatillas que tengan elementos reflectores para que sea más seguro correr en la oscuridad. Recuerda que en esta época hay menos horas de luz y es probable que te toque correr cuando esté oscuro.

¿Cuáles son las zapatillas más cómodas?

Las mejores zapatillas running dependerán de cada persona. Las características anteriores te sirven de guía general, pero debes probarlas para saber qué te funciona.

Es posible que debas probar distintas marcas y modelos hasta encontrar las que te brinden mayor comodidad. Esto también significa que podrías necesitar medirte distintas tallas, porque las hormas varían de un fabricante a otro.

Considera también los cambios que se producen en el pie al ir a correr. Con la actividad física es posible que el pie se hinche, aparte que tiende a deslizarse hacia adelante. Por esa razón no debes comprar zapatillas que te queden muy justas.

Unos zapatos cómodos, también te brindarán mayor seguridad al correr.

La duración de las zapatillas para running dependerá de cuánto las uses y las condiciones en las que corras. En invierno el desgaste es intenso, por lo que es probable que debas cambiarlas cada año.

Si eres corredor frecuente, lo mejor es que tengas al menos dos pares. De esta manera puedes intercalar su uso para darles tiempo a que se sequen bien antes de salir a correr con ellas de nuevo.

¿Cómo afecta el invierno tu forma de correr?

Temperaturas más bajas, días más cortos y cambios en las condiciones del terreno son algunos de los efectos del invierno. Si quieres ejercitarte en esta época debes adaptarte y usar el equipamiento adecuado.

El cambio climático afecta al cuerpo del corredor y no solo porque sentirás más frío al salir. El ritmo cardíaco aumenta y disminuye la agilidad. Además, es posible que te sientas más cómodo al no sudar tanto como en verano y sentir menos sed o dolor.

Lo anterior se puede convertir en un arma de doble filo si te dejas llevar por esa aparente comodidad. Como consecuencia puedes terminar esforzándote más y exigiendo a tu cuerpo que vaya más allá de su capacidad.

Así que, si vas a correr en invierno, no debes olvidar hidratarte, estirar y calentar antes y después de la actividad.

Por último, hasta las mejores zapatillas se ven afectadas por el clima. Las temperaturas bajas afectan los materiales del calzado, sobre todo la espuma EVA que tienen muchas suelas internas y medias suelas.

Lo que ocurre es que la espuma se endurece y, por lo tanto, proporciona menos amortiguación. Elegir los zapatos de invierno es una tarea a la que debes prestar atención y si son zapatillas deportivas ten en cuenta el efecto que tendrán en tu salud y rendimiento.

Así es cómo deben ser las zapatillas de running para invierno. Si quieres ejercitarte durante los meses más fríos del año, asegúrate de comprar un calzado que sea seguro.