En Calzados Club Verde te mostraremos cómo eliminar malos olores en los zapatos y estés siempre despreocupado/a en ese particular. Sabemos que en el armario siempre hay una prenda favorita: una blusa, un vaquero, vestido, faldas, calzado… Con respecto a este último, es parte de la cotidianidad, el hecho de que utilices ese par con frecuencia y empiece a tener aromas desagradables. Varias personas llegan al extremo de descartarlos definitivamente de su colección, ¡no lo hagas! Acompáñanos y lee los consejos.

Causas de los malos olores

La principal de ellas corresponde a la sudoración. Es una función natural del cuerpo que ayuda a eliminar toxinas, liberar el exceso de agua y regular la temperatura (calor corporal).

¿Sabías que cada pie posee más de 250 mil glándulas sudoríparas? Estas secretan el sudor, pero este por sí solo no tiene aroma lo que sucede es que sus compuestos (urea, ácido úrico, cloruro sódico y agua) entran en contacto con bacterias presentes en ambientes y al descomponerse generan malos olores. ¿Cuáles son esos ambientes? Sitios húmedos y/o cálidos como los encontrados dentro del calcetín o calzado.

De allí surge una segunda causa, la humedad también relacionada con la transpiración o agua que no se seca bien luego de un baño, pero se le suman factores externos propios del clima, por ejemplo, nieve o lluvia. Las infecciones, bacterias y hongos en los pies pueden contribuir a transferir malos olores a tus pares.

Siéntete seguro en todo momento con las siguientes recomendaciones.

Cómo eliminar malos olores en los zapatos

Aplica bicarbonato de sodio

El bicarbonato es tan versátil que permite al usuario acudir a él en situaciones de rescate y una de esas es quitar el aroma desagradable del calzado. Si de desodorizar se trata, sabe adquirir protagonismo. Lo que debes hacer es tomar dos cucharadas de este polvo blanco y echarle una a cada zapato, una recomendación que hacemos es quitar las plantillas primero y aplicar el bicarbonato por separado tanto a las plantillas como el calzado.

Luego deja reposar por dos días, eso sí, no le des uso por ningún motivo a los zapatos. Cumplido el plazo, los sacudes bien y para eliminar las sobras que pudiesen quedar adheridas, frota una toalla pequeña seca sobre la zona.

La acción de bajas temperaturas

Otro truco muy conocido es congelarlos. Leerlo así parece una locura, sin embargo, ya habíamos hablado de este medio para aumentar unas dos tallas en los zapatos y estirarlos bien. Es el turno de remover olores. Para proceder debes colocar bolsas pequeñas llenas con hielo en cada zapato y posteriormente, introducir el par en una bolsa hermética de plástico más grande.

Déjalos toda la noche en el congelador y al día siguiente, ponlos al sol para que se descongelen. ¿Estás ansioso/a por usarlos? Utiliza un secador de cabello en el modo más bajo.

Utilidad de la arena para gatos

Esta opción no solo ayuda a quitar aromas, sino que es un método preventivo y si tienes un gato en casa, mejor para ti. Busca dos calcetines viejos, rellénalos bien con la arena, deposita uno en el interior de cada zapato y déjalos toda una noche. Al día siguiente saca los calcetines, lleva tu par un rato al sol y listo.

Quizás no sea tan reconocido, pero efectivo porque el producto absorbe hasta desodorizar por completo. Inténtalo y nos cuentas cómo te va.

El poder de los cítricos

Nunca tires las cáscaras de frutas como la naranja, limón o pomelo porque te servirán a contrarrestar este inconveniente. La tarea es muy sencilla, lo único que debes hacer es cortar o rallar la piel de alguno de estos cítricos y disponer varios pedazos dentro del calzado.

Espera al menos una noche y aguarda a que la fruta haga su efecto. Otros recomiendan usar la fruta entera y meterlas en una bolsa hermética, pero les aconsejamos más la primera alternativa en este caso.

Aceite de árbol de té

Este aceite esencial es destacado por sus propiedades antibacteriales y antisépticas. Su acción efectiva para combatir bacterias hace que sea altamente recomendada. Tienes dos opciones para escoger con respecto al modo de aplicación. Veamos:

  1. Echa dos o tres gotas directamente sobre cada una de las plantillas y espera. Si quieres prevenir aplica este aceite unas dos veces por semana.
  2. Humedece una toalla vieja con dos gotas y frota bien las plantillas.

Hojas de lavanda y salvia

Solamente tienes que tomar unas ramas u hojas de lavanda y salvia durante la noche, eso sí, ten tus zapatos en un lugar fresco para notar más el cambio. Son plantas bastante útiles porque no solo impregnan de aromas agradables sino que los desaparecen.

Es muy importante resaltar que estos métodos cumplen el objetivo, pero no hacen milagros, ¿a qué nos referimos con esto? Es necesario que sepas mantener una buena higiene en tus pies diariamente, es decir, lava con agua y jabón y seca muy bien cada pie, incluso, entre los dedos.

También puedes usar calcetines de tejidos naturales (algodón, lana, etc.), en lugar de los sintéticos que no convienen para nada. Evitar malos olores depende, en cierta medida, de la frecuencia de uso del calzado. No uses todos los días el mismo par, rótalos y dales descanso.

Ya sabes cómo eliminar los malos olores de los zapatos, prueba y opta por la mejor para ti. Déjanos tus comentarios, si tienes alguna inquietud y comparte el post en tus redes sociales para que otros solucionen este problema en casa.