En Calzados Club Verde queremos hablarte sobre qué son los zapatos veganos, así como algunas marcas y materiales de la moda vegana. Comprar prendas de este tipo puede ser un reto, especialmente determinar si el cuero de un calzado es real o sintético. Sigue leyendo y conoce más sobre este tema.

¿Qué son los zapatos veganos?

Básicamente, los zapatos veganos son aquellos hechos con materiales libres de piel animal, es decir, sin cuero. Algunas de las grandes marcas fabricantes de calzado tienen muchos modelos veganos, tales como Toms, Vans, Etnies, Converse, Nike, entre otras.

Para saber si tus zapatos son veganos o no debes revisar la etiqueta. Los fabricantes de calzado deben etiquetar la composición del zapato completo, identificando los materiales que usaron para la parte interior, forro y suela exterior.

Si tienes suerte, puedes ver si el calzado está hecho de cuero animal leyendo esta etiqueta. Evita materiales como cuero, piel, ante o gamuza. Los materiales veganos para zapatos son PVC, poliuretano, plástico, tela, entre otros hechos por el hombre.

Pero, debes tomar en cuenta que algunos fabricantes incluso usan pegamento hecho de materiales derivados de los animales. Que se hace con tejido o hueso animal, por lo que si compras zapatos que son libres de cuero, quizás no sean totalmente veganos.

Otros materiales que se deben evitar si tu intención es comprar zapatos veganos son la seda, lana y plumas. Estos no son tan comunes como la piel, pero en ocasiones se utilizan para la fabricación de calzado. Tampoco deben tener ningún componente que haya sido probado con animales.

Algunas organizaciones ambientalistas como PETA y activistas se han dedicado a investigar y consultar con las marcas si usan pegamento o materiales derivados animales.

¿Cómo saber si un zapato es vegano?

La moda vegana está tomando fuerza en España y en el mundo. Unas décadas atrás fabricar zapatos libres de crueldad animal no era un valor destacado para las marcas y muchas no reconocían el origen de los materiales que utilizaban.

Esto ha ido cambiando, impulsado por el interés de los mismos clientes que cada día se preocupan más por lo que compran; informándose ellos y obligando a las marcas a informarse al respecto.

Un calzado vegano no utilizará ningún tipo de material proveniente de animales en ninguna de sus partes. Ni en el exterior, ni en el forro, ni en la suela; así como tampoco en las decoraciones.

Reconocer cuándo estamos ante un zapato vegano es sencillo. Basta con revisar las etiquetas del calzado. Estas indican si el material con el que se fabricaron es de origen animal o no.

Aprende a leer los símbolos de las etiquetas de los zapatos

Seguramente has visto esta calcomanía en uno de los lados o en la suela de tu zapato, seguro te han molestado y terminas quitándola. Pero, en realidad estos pictogramas son de mucha ayuda y te dicen de qué están hechos tus zapatos.

Generalmente, verás uno de estos 4 símbolos, que indican cuero, cuero recubierto, textil y otros materiales. En la imagen de Ethical Elephant se ve más claro:

simbolos de zapatos

Por lo que, si quieres evitar zapatos hechos de cuero o de piel animal, está claro que debes ver que el calzado no tenga los pictogramas de cuero o cuero recubierto. Y, en su lugar, debes preferir los símbolos de textil y otros materiales.

¿Los zapatos veganos son eco-amigables?

Lo primero que debemos mencionar es que los zapatos libres de piel de animal no necesariamente son eco-amigables. Estos conceptos muchas veces se confunden, pero lo cierto es que hay pares hechos de materiales tóxicos derivados del petróleo. Así que lo mejor es optar por materiales conscientes, amigables con el medio ambiente y veganos a la vez.

Es decir, no es sinónimo vegano de eco-amigable. El hablar de zapatos veganos se refiere a que son productos sin ningún componente animal y libres de crueldad.

En general, para usar el cuero animal se crían estos en espacios donde se cortan los árboles, y se utilizan alimentos de alto consumo energético, así como antibióticos.

Aparte de esto, las pieles de los animales se tratan químicamente y se tiñen para prevenir el deterioro. En este punto se usan químicos como sulfuro de hidrógeno, amoníaco y cromo. Estos pueden filtrarse al suelo y al agua de los lugares cercanos donde se realiza el proceso, en niveles tan altos que pueden ser cancerígenos.

Las curtidurías de cuero están entre los 10 principales fuentes de contaminación tóxica del mundo.

Pero también es importante entender que los cueros sintéticos se basan en derivados del petróleo, por tanto, requieren productos químicos y tóxicos para su producción.

Algunos cueros sintéticos se hacen con cloruro de polivinilo o PVC, que contiene ftalatos, aditivos químicos vinculados a varios problemas de salud. Ciertos cueros veganos están hechos en base a corcho o algas y muchas alternativas de cuero son una mezcla de algodón y poliuretano. Mientras que el poliuretano está lejos de ser ecológico, es menos problemático que el PVC.

Si queremos hablar de materiales verdes para hacer zapatos, la discusión va más allá del cuero vegano o no. Las fibras naturales y las sintéticas causan problemas. El petróleo es una fuente conocida de contaminación, producir algodón requiere mucha agua, pesticidas y fertilizantes, porque apenas el 1 % del algodón del mundo es orgánico.

Algunas compañías también se han centrado en programas de reciclaje, para que los consumidores devuelvan los zapatos gastados. Y estos se usan para hacer pares nuevos.

Marcas y materiales de la moda vegana

Existen una variedad de materiales para la fabricación de zapatos que no son de origen animal. Y se busca seguir desarrollando nuevas alternativas que sean aún de mejor calidad.

Algunos de los materiales que surgen como una alternativa vegana son los siguientes:

  • Tejidos vegetales. Entre los naturales podemos mencionar el lino, yute, corcho, entre otros. De hecho, estos se han usado mucho tiempo en la industria del calzado, pero hay un interés renovado en ellos por la popularidad del zapato vegano.
  • Tejidos reciclados. Para crearlos se utiliza material reciclado, tales como botellas de plástico PET o poliéster. Utilizarlos evita que se conviertan en desecho, lo que contribuye a la contaminación ambiental.
  • Microfibra. Son tejidos que logran una apariencia similar a la piel animal; sin embargo se obtiene al mezclar fibras a alta presión. Es resistente y tiene las ventajas de ser transpirable y antimicrobiano.
  • Algodón orgánico. A pesar de ser un tejido vegetal, hacemos mención aparte porque es necesario distinguir entre el algodón orgánico y el convencional. El impacto ecológico de este último es muy grande y se está evitando combatir esta situación.
  • Bambú. Este es otro tejido que ha resultado eficiente para la fabricación de zapatos veganos de mujer y hombres. Resulta útil para el forro del calzado por ser bactericida e hipoalergénico; además de absorber el sudor en pocos segundos.
  • Cuero vegano. Es un material que busca imitar a la piel animal. El problema es que muchas veces la piel vegetariana se produce con PVC o poliuretano que resulta contaminante y tardan mucho tiempo en biodegradarse. Sin embargo, se han desarrollado alternativas más ecológicas como el piñatex, que se fabrica a partir de fibras de piña, o el cuero de seta.

Algunas marcas conocidas de calzado que tienen opciones veganas son:

Zara

Tienen calzado vegano, hecho sin pegamento derivado de animales y con materiales sintéticos. Pero no todos sus zapatos son de este tipo, sí cuentan con pares de cuero de animal.

Lo mejor si compras esta marca es revisar la etiqueta, porque sí tienen zapatos de cuero animal, así como algunos de tela que contienen lana.

Merrel

Esta conocida marca de botas también tiene algunos productos veganos y piensan ampliar esta línea en el futuro. Revisa bien la etiqueta antes de comprar.

Skechers

En The Vegan Society reseñan un comunicado de Skechers donde indican que todos los pegamentos y adhesivos son basados en agua y que muchos de sus zapatos son amigables con los veganos.

Estos estarían dentro de la categoría de “Tecnología” de los zapatos Skechers de mujer.

Vans

Esta es otra marca que asegura que no usa pega basada en animales, dicen que el pegamento utilizado en sus zapatos es sintético. Se muestran orgullosos de tener estilos veganos, indican que la mayoría de su colección Clásica es natural.

Los mocasines Vans clásicos son veganos. Estos zapatos de tela son ideales para combinar con ropa casual o de vestir.

También los Vans auténticos, que son de textil, son cómodos y están de moda de nuevo. Lo mejor de todo es que son amigables con los animales.

Nike

En general, Nike no usa pegamento con productos animales, por lo que queda revisar el material del que está hecho el zapato que te gusta para saber si es vegano.

  • Modelos Nike Flex, son ligeros, hechos de malla, ideales para correr.
  • Nike Free: ideales para hacer ejercicio, tienen una capa de espuma en la suela para comodidad extra.
  • Nike Air Max 90: estas zapatillas están a la moda y son muy cómodas. Así que podrás tenerlas sin remordimientos. Hay otros modelos de la gama Nike Air, como los Huarache Premium, los Force 1, entre otros.

TOMS

Toms tiene muchas opciones veganas, incluso tiene una línea y categoría específica de calzado vegano. Son zapatos de tela, con distinto tipo de suela y modelos variados.

Esta marca comenzó siendo muy pequeña y lo ha venido haciendo bien hasta llegar a ser una de las más famosa del mundo. Aparte de su línea vegana, también hacen una gran labor social, ya que por cada par que compres, donan uno a un niño que lo necesite en un país del tercer mundo. Además, un tercio de sus zapatos se fabrican en esos países, tales como Haití o Etiopía.

Beyond Skin

Es una marca exclusiva de zapatos veganos, incluyen tacones para mujer, zapatos de trabajo, botas veganas, bailarinas, entre otros. Y todos son producidos en España. Su modelo de fabricación, además, es ético.

Hacen los zapatos con materiales reciclados y cuero sintético, e incluyen modelos de última moda. Tales como botas sobre la rodilla, stilettos. Aún no tienen modelos para hombres.

Stella McCartney

Esta diseñadora es una de las precursoras en cuanto a la tendencia vegana en la moda. Desde la década del 2000 ella ha estado fabricando ropa y accesorios libres de crueldad animal. Podrás encontrar opciones de zapatillas deportivas en su asociación con Adidas y en sus últimas colecciones creó diseños con materiales reciclados.

En general, en la moda la sustentabilidad, ecología o lo verde es algo nuevo. Solo ha llegado a las pasarelas recientemente esta tendencia, antes se limitaba al uso de telas orgánicas. Y no se asocia en gran medida con el lujo.

Esta diseñadora que acabamos de mencionar, Stella McCartney, ha sido una de las grandes precursoras de la ropa sustentable y vegana. Pero cada vez es más fácil que haya líneas con telas orgánicas, vaqueros fabricados con menos agua, etc.

Converse

El mundialmente conocido modelo Converse Chuck Taylor de corte alto es un clásico y es totalmente libre de crueldad animal. También lo son los Converse Jack Purcell de corte bajo, están hechos de tela y plástico.

¿Por qué comprar zapatos veganos?

La razón principal para comprar zapatos y botas veganas es que el proceso de fabricación está libre de crueldad animal. Gracias a que hay mayor conciencia ambiental, también se están desarrollando alternativas más ecológicas para reducir el impacto ambiental. Lo que significa el uso de materiales biodegradables.

Aparte de estas, otras ventajas que brinda este calzado son:

  • Mayor durabilidad que el calzado tradicional y, por lo tanto, ahorro de dinero.
  • Al dar prioridad a los materiales naturales, provocan menos alergias y problemas de salud.
  • Modelos más exclusivos por ser de fabricación artesanal.

Se ha pensado que los zapatos de cuero, con sus ventajas y estilo, son imposibles de replicar. Pero lo cierto es que sí se ha podido lograr. Existe cuero falso, sintético, distintos tipos de telas, que permiten producir calzado de calidad, duradero y cómodo.

Ya sabes qué son los zapatos veganos, así como algunas marcas y materiales de la moda vegana. Puedes consultar con los fabricantes de tu calzado favorito, como tus zapatos deportivos, si son amigables con los animales y el medio ambiente.