Cuidado de los pies diabéticos #infografía

Cuidado de los pies diabéticos #infografía

El cuidado de los pies diabéticos es un tema delicado. Por eso en Calzadosclubverde.es decidimos hablarte sobré qué debe hacer y qué no cuando presentas esta condición. Un mínimo descuido puede traer consecuencias graves. Presta mucha atención a los consejos que te damos a continuación.

¿Qué es el pie diabético?

El cuidado de los pies en pacientes diabéticos está dirigido a evitar lesiones que puedan complicar su condición. Es fundamental revisar y proteger las extremidades todos los días y actuar lo antes posible en caso de una lesión.

Pero, qué provoca el pie diabético. Esta es una condición que aparece cuando la diabetes provoca daños en los nervios y vasos sanguíneos de los pies. Provocando así vasculopatía (disminución en el riego sanguíneo) y neuropatía.

Los pacientes con pie diabético son propensas a las lesiones. Uno de los síntomas es la disminución de la sensibilidad, lo que conlleva a una posible infección provocada por cualquier cortada o rozadura que se haya pasado por alto. El entumecimiento también es señal de esta condición.

En casos de neuropatía se produce hipersensibilidad que se manifiesta en forma de calambres y dolor ardiente.

Las lesiones que no se atienden a tiempo pueden provocar infecciones que llevan, en casos muy graves, a la amputación del miembro. De allí la importancia del cuidado de los pies diabéticos.

Hay que revisar el pie todos los días y en caso de encontrar alguna señal de alerta, consultar con el médico de inmediato. No trates de atender por tu cuenta problemas como callosidades, cortes o uñas encarnadas, deja esto a un profesional.

¿Qué debes hacer para el cuidado de los pies diabéticos?

Qué debes hacer para el cuidado de los pies diabéticos

Tu rutina diaria debe incluir un momento para revisar los pies con atención. Ante la falta de sensibilidad puede haber alguna lesión que no hayas notado todavía. Examina los dedos, la planta del pie, el talón y toda la parte exterior. Utiliza un espejo para que sea más fácil o pídele a alguien más que te ayude a hacerlo.

Busca posibles cortes, áreas rojas, hematomas, ampollas, úlceras, puntos duros y piel seca. En caso de que encuentres alguna de ellas, debes avisarle al médico.

Mantén los pies hidratados. Aplica una loción o aceite en la planta de los pies y el empeine, pero no entre los dedos. Esto ayudará a prevenir la piel reseca y cuarteada.

La higiene es básica cuando hablamos del cuidado de los pies en pacientes diabéticos. Lávalos todos los días con agua tibia y jabón neutro. Es importante que controles la temperatura del agua, no debe estar ni muy caliente ni muy fría porque puede provocar quemaduras. Pruébala con las manos antes de meter los pies.

Sécalos bien con una toalla suave. No frotes los pies, hazlo de manera delicada y seca bien entre los dedos. Mantén las uñas cortas, después del lavado están suaves, así que puedes aprovechar ese momento para hacerlo. Córtalas en forma recta y utiliza una tijera de punta roma. Si no puedes cortarlas tú mismo, ve a un podólogo.

Utiliza calcetines de algodón o lana, evita los tejidos sintéticos. No deben tener ligas que hagan presión en el pie ni costuras gruesas. Debes llevarlos siempre para evitar el roce del zapato con el pie y también para que absorban el sudor y protejan del frío.

Mantén el flujo sanguíneo hacia tus pies con un poco de ejercicio. Mueve lo dedos de los pies. Sube y baja los tobillos durante 5 minutos, unas tres veces al día.

Escoge bien los zapatos

Utiliza zapatos cómodos, que tengan suficiente espacio entre los dedos para que los puedas mover. Los zapatos de piel son los mejores para el pie diabético. No utilices botas, sandalias, ni tacones altos.

Revisa el interior del calzado antes de ponértelo para prevenir que haya algún objeto dentro que pueda provocar una cortada.

Cuando compres zapatos nuevos, que sean de la talla correcta. No los compres muy ajustados porque harán presión sobre tus pies. Antes de llevarlos por mucho tiempo, acostúmbralos a tus pies. Póntelos una hora al día mientras estás en casa, durante una semana. Después los podrás llevar por más tiempo.

Lo que debes evitar si tienes pie diabético

No andes descalzo en ningún momento, ni en tu casa, ni en la playa ni sobre el asfalto. Te puedes cortar sin darte cuenta o provocar una quemada.

Nunca utilices bolsas de agua caliente, almohadillas eléctricas o similares para calentar los pies. Estos también pueden provocar quemaduras sin que te des cuenta.

Al cortar las uñas de los pies, remójalos antes. Debes evitar utilizar objetos punzantes, como tijeras de punta afilada o cortauñas. Las limas metálicas tampoco son recomendables, es mejor utilizar las de cartón.

No uses piedra pómez ni callicidas. Si hay que remover algún callo debe hacerlo el médico, no lo hagas tú mismo.

Mantén los pies limpios y secos. No dejes que se mojen con la lluvia o la nieve. En invierno utiliza zapatos impermeables y calcetines que te protejan bien. Si tienes que estar en el frío, no permanezcas mucho tiempo en el exterior. Tampoco dejes expuestos tus pies ante chimeneas o calderas por el riesgo de quemaduras.

También debes evitar fumar porque el tabaco reduce la circulación y, por lo tanto, el oxigeno que llega a los pies.

Ejercicios para personas con pie diabético

La actividad física aporta múltiples beneficios a los pacientes diabéticos. Hay que incentivarles a practicar algún deporte, tomando en cuenta su condición. Y siempre tomando las precauciones necesarias para no provocar ninguna lesión o accidentes durante la rutina.

En aquellos casos en los que el paciente presente glucemia, hipoglicemia, hemorragia vítrea o retiniana, neuropatías severas, nefropatía o retinopatía, la práctica de deportes no está recomendada.

El resto de los pacientes sí pueden establecer su rutina, aunque siempre es conveniente consultar antes con tu médico. Es recomendable hacer un poco de ejercicio todos los días, con rutinas que duren entre 20 y 40 minutos. No hay que olvidarse de los ejercicios de calentamiento y estiramiento antes y después de practicar cualquier deporte.

La intensidad dependerá del tipo de diabetes que tenga el paciente y si presenta alguna condición especial. Se estima adecuado trabajar a un 60-80 % de la frecuencia cardiaca máxima. Pero en casos de complicaciones como neuropatía periférica y anatómica o retinoptía, la intensidad debe estar por debajo del 60 %.

Siempre toma precauciones antes de hacer ejercicios. Controla la glucemia antes, durante y después de la actividad física, manténganse hidratado. No inyecte insulina en las partes del cuerpo que utilizará durante en el ejercicio y utilice el zapato deportivo apropiado.

Es recomendable ejercitarse acompañado y llevar una placa que indique la condición de diabético en caso de una descomposición.

Evita los deportes de choque y ejercicios que provoquen traumatismos en los pies. Los ejercicios para personas con pie diabético recomendados son la natación, ciclismo y ejercicios de flexibilidad. Recuerda revisar los pies antes y después de cada rutina.

Cada persona reaccionará de manera diferente a la rutina de ejercicio. Por eso es importante mantener el control médico, consulta con él qué puedes hacer y qué es mejor evitar. Pregúntale como atender los dolores en los pies y cualquier otra sensación en caso de que aparezcan.

Acude a tu médico tratante al menos una vez al año. El control constante es necesario para prevenir cualquier complicación de tu enfermedad. No esperes a que haya una señal de que algo no anda bien. Si tienes una sensación extraña o notas algún cambio en la forma y color de tus pies, comunícalo de inmediato al médico.

Esperamos haberte ayudado a entender cómo debe ser el cuidado de los pies diabéticos. Pero recuerda que caso es único y tu médico es quién te dará las mejores indicaciones para hacerlo. Cuéntanos qué opinas sobre este post en los comentarios.

cuidado-pies-diabeticos-infografia

Fuente infografía

Posted on 2017-05-19 by Marelys Torres Home 0 572
Etiquetas: , pies

Deja tu comentario

Usted debe ser conectado para escribir un comentario.
Comparar
seguir comprando Comparar

se ha añadido a tu lista de deseos.

seguir comprando Mis listas de regalo