Hoy en tu tienda online de Calzados Club Verde te enseñaremos trucos para andar bien con tacones, ¿a quién no le agrada desplazarse con elegancia cuando los lleva puestos? Es parte del aprendizaje de toda mujer cuando recién empieza a calzarse un par. Si te parece difícil ya no le des más vueltas y apunta estos tips que no te harán fallar.

Detalles básicos que son claves

La elección de la talla adecuada es el punto de partida. Es fundamental conocer tu pie para dar con el tacón perfecto para ti. Tal vez priorices el gusto personal por encima de las medidas, sin embargo, ese es el primer error porque no podrás caminar sin inconvenientes. Escoge hasta dar con el número exacto de manera que no apriete o quede holgado.

Adquiere y colócate zapatos cómodos con tacón estable si son extremadamente incómodos no será fácil movilizarte. Si eres primeriza en este aspecto debes enfocarte en los modelos de suela plana y que la misma tenga apoyo sobre el suelo, de esta manera estarás menos insegura.

Trucos para andar bien con tacones

Aunque no lo parezca, a veces, la calidad del calzado es un factor que incide en la forma de caminar. Básicamente, el material con el cual se confecciona un par puede ser defectuoso y provocar rozaduras o dolores en el pie que desesperan al movilizarte.

Elige tacones de interior suave o blando para la comodidad de la planta y los dedos del pie. Por lo general, existen modelos que traen una parte acolchada adentro cuya función es amortiguar la pisada.

Para estilizar tus pasos con este tipo de zapatos tienes que estar recta y mantenerte con una buena postura. Si quieres ganar un plus en estabilidad y comodidad, tenlo en cuenta siempre. ¿No sale a la primera? No te preocupes, la práctica, constancia y paciencia serán grandes compañeras cuando quieras dominar los tacones con estilo.

Cuida las formas

Hablábamos de la postura y precisamente este aspecto se realza al mantener la cabeza erguida y echar los hombros un poco hacia atrás. Si te encorvas lo que vas a obtener, a la larga, son dolores en articulaciones, espalda, etc.

Al caminar debes tener en cuenta el patrón: tacón, punta, tacón, punta… No intentes apoyar ambas partes al mismo tiempo porque no se verá bien y si lo haces al revés, mucho menos. También coordina el movimiento entre pasos, es decir, mientras un tacón ya hace contacto ya el otro se eleva desde la punta.

El calzado tiene que estar recto en todo momento para que no sufras accidentes o se doblen, de hecho, los pasos se dan por delante del otro pie, no a los lados como suele ser los común. Algunas personas poseen ligeros cambios en la biomecánica de la marcha sea por el tipo de pie, distribución del peso, etc., a raíz de allí comienzan el desgaste de tus zapatos y por eso es necesario repararlos.

Veamos otros temas adicionales a la hora de llevar esta clase de zapatos altos (stilettos):

  • Procura doblar ligeramente las rodillas al andar y evita avanzar con las mismas hacia adelante.
  • Al bajar escaleras soporta tu peso en todo el zapato (pie) y al subir amortigua tu peso en las puntas de los zapatos.
  • Déjate llevar por el balance del cuerpo al desplazarte. Lo normal es de lado a lado, no de arriba abajo porque da la impresión de que estuvieses saltando.
  • Evita utilizar tacones tipo aguja en terrenos de tierras, césped, con rejillas u otro que no tenga puntos de apoyo firmes, en última instancia, va a ser obligatorio moverte en puntillas.
  • Todos los modelos requieren las mismas hormas, ninguno es la excepción porque corres el riesgo de empeorar, aún más, problemas como fascitis plantar o talalgia.

Consideraciones adicionales

Así seas amante de los tacones tipo stilettos o deseas aprender a llevarlos, para aumentar tu confianza, ganar unos centímetros de estatura y querer verte sexy, intenta amoldar el calzado nuevo a tus pies, durante varios días, para eliminar a futuro cualquier rozadura por su uso.

Lo recomendable para aquellas mujeres que recién experimentan con sus tacones es ir incrementando el alto del tacón a medida que también lo haga la confianza, por ejemplo, puedes iniciar el proceso con unos zapatos de plataforma alta, indispensables en el armario femenino. Posteriormente, pasas a unos tacones gruesos con la diferencia de que estén separados de la plataforma y ya el último serían los clásicos stilettos.

Si sabes de antemano que vas a realizar paseos largos, toma las provisiones necesarias y alista tu bolso empacando unas bailarinas o zapatillas; toda esa planificación te sacará de apuros cuando las dolencias aparezcan sin aviso y tus pies te pidan un respiro. ¿No tienes? Entonces compra unas plantillas para la planta del pie, es una alternativa para aliviar cada pisada.

Usar tacones tiene sus trucos para andar bien, tanto así, que varias mujeres cometen errores comunes al llevarlos, pero no te preocupes… con estas normas y consejos podrás exhibir tus atributos y combinar todo tu atuendo con tu calzado. ¿Eres aficionada a este tipo de zapatos? ¿Con cuánta frecuencia te los colocas? Únete a la conversación a través de tus comentarios y déjanos saber tu experiencia.

No olvides compartir el contenido de este post en las redes sociales para que tus amigas también conozcan las pequeñas técnicas influyentes al caminar porque el estilo y glamour es propio del ADN femenino.